Biblioteca Popular José A. Guisasola


Cuento» LA CRECIENTE



El río crecido tronaba y rugía como diez mil leones juntos. A la orilla, el oso hormiguero y el quirquincho miraban los troncos y los árboles arrastrados que daban vueltas y vueltas.

El sapo llegó y miró el agua con indiferencia.

—Don sapo, el río lleva árboles enteros —dijo el quirquincho—. ¿Vio qué creciente más grande?

—¿Grande? No me haga reír m'hijo. Grandes eran las crecientes de antes.

—¿Sí, don sapo? ¿Llevaban árboles?

—No, m'hijo, árboles no. No se molestaban con cosas chicas. Llevaban el monte entero.

—¿Y adónde iba a parar ese monte?

—Nunca faltaba un lugar sin árboles, y ahí dejaban todo el monte. Y dejaban los árboles con pájaros y todo.

—¿Y usted vio esas crecientes? —preguntó el oso hormiguero.

—¿Si las vi? Con decirle que una noche me agarró una y me llevó tan lejos como usted no se imagina. Me hizo dar media vuelta al mundo.

—¿Media vuelta al mundo, don sapo? ¡Qué barbaridad! ¿Y cómo hizo para volver?

—¿Volver? Era imposible volver. ¿No le digo que estaba en la otra punta del mundo?

—Pero ahora está aquí otra vez.

—Sí m'hijo. Pero no volví. Usted sabe que el mundo es redondo, ¿no? Bueno, entonces me quedé ahí, y esperé y esperé.

—¿Qué esperaba, don sapo? —preguntó el quirquincho.

—Otra creciente, m'hijo. Un año entero esperé. Ya me estaba acostumbrando a vivir ahí cuando justo vi que se venía una.

—¿Qué hizo, don sapo?

—Me tiré de cabeza en medio de la creciente, y seguí para adelante, dando la otra vuelta al mundo. Cuando la creciente pasó por aquí, me bajé.

—¿Y el monte, don sapo?

—Me lo traje conmigo. ¿No ven que está aquí? Eso sí, dejé algunos árboles de recuerdo y me traje unas palmeras del África. ¿De dónde creen que salen esas palmeras?

El río seguía rugiendo como diez mil leones juntos. El sapo se fue saltando, mordiendo el palito de una flor de mburucuyá.

Al alejarse miró al río de reojo, diciendo:

—Ja, si sabrá de crecientes este sapo.




FIN


En: "El carnaval de los sapos". Ilustraciones de Raúl Fortín.
Buenos Aires, Editorial Sudamericana. Colección Pan Flauta.


Desde los 9 años.
Autor: Gustavo Roldán / Raúl Fortín (ilustr.)
Año de edición: 1a ed. 1995/ 9a ed. 2009
Cant. de páginas: 64

– ¡Ja, si sabrán los sapos de Carnavales!
Tanto saben y tanto les gustan, que tienen varios carnavales al año.
Y también saben de huellas, del origen del arco iris, de crecientes y puntos cardinales. Y lo que no sabe Don Sapo, con un poco de tiempo y astucia lo inventa.
Las historias de Don Sapo en medio del monte tienen el sabor de los cuentos populares y la herencia de las fábulas. Con la frescura de un lenguaje coloquial, Gustavo Roldán recrea un ambiente natural lleno de sabiduría y de humor.


Visto y leído en:

Cuentos al sur del mundo 2 - Chaco / Corrientes / Formosa / Entre Ríos / Santa Fé / Misiones
http://edaicvarela.blogspot.com.ar/2016/01/coleccion-narrativa-cardinal-argentina.html



La creciente - Gustavo Roldán
Kilómetro 11 - Mempo Giardinelli
Decir amigo - Norberto Lischinsky
Los mocasines de Van Gogh - Martín Alvarenga
Agua hervida - Darwy Berti
Desde el pozo - Orlando Van Bredam
Abuelo - Hugo del Rosso
Aarón y la cabra - Perla Suez
El tren gaucho - Juan José Manauta
El service - María Inés Krimer
El Gato - Patricia Suárez
Piedras como estrellas - Angélica Gorodischer
El casamiento - Olga Zamboni
La vaca - Rosita Escalada Salvo


"Argentina crece leyendo"

Garabatos sin © (2009/2017)

“Por una biblioteca popular más inclusiva, solidaria y comprometida con la sociedad”
Ir Arriba